Seguridad las 24 horas

A partir del retiro de las Policía Federal de los edificios y lugares públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos, el gobierno porteño debió reacomodar la vigilancia de estos espacios. Una de las medidas implementadas, contempladas en el Plan de Seguridad Pública, fue la renovación del Centro de Monitoreo Urbano con una importante inversión en nuevas tecnologías de monitoreo y vigilancia a distancia instalando cámaras con sensores de movimiento en 14 parques y plazas, y detectores de humo en varias dependencias municipales.

El centro, que funciona las 24 horas con 120 operadores que monitorean las imágenes en tres turnos bajo el mando de un coordinador general, cuenta con un video wall de mas de tres metros de ancho por  casi dos de alto, cuatro pantallas planas de 50 pulgadas y 40 monitores LCD de 20 pulgadas que permiten a los operadores analizar las imágenes captadas y priorizadas por el software inteligente que detecta movimientos sospechosos o violentos para ayudar a detectar rápidamente un siniestro.

Otro aspecto que cabe destacar es que en el centro también se puede acceder a imágenes de cámaras instaladas por otros organismos y empresas gracias a los convenios de cooperación firmados con el Ministerio de Seguridad para tener acceso a las mismas permitiendo así ampliar el espectro de monitoreo y capacidad operativa. Dentro de estos convenios se destacan los que permiten acceder a las imágenes de las cámaras instaladas en las estaciones de subte de Metrovías, las imágenes tomadas por la Dirección de Tránsito y las de las autopistas dependientes de AUSA.

A nivel operativo, el centro cuenta con un protocolo de actuación por el cual queda prohibido difundir cualquier imagen obtenida de las cámaras. Los únicos facultados para solicitarlas son los jueces para utilizar como pruebas en causas. Otro punto a resaltar es que el sofware impide que sean tomadas imágenes de lugares privados como viviendas, empresas, comercios, etc.  limitándose únicamente a espacios públicos.

Comentarios

*